?

Log in

No account? Create an account

Mi actual debilidad: Kashiwabara Takashi





Como soy una freaky de todo lo japonés, he tenido tiempo de familiarizarme con esta cultura poco a poco y descubrir algunos rasgos relevantes de su sociedad. No, no he viajado a Japón, ya quisiera, pero me he dado cuenta, ante la mirada atónita de amigos y familiares, que los nipones y yo somos como una familia. Ya saben la típica peli asiática de terror con amigos comiendo, riéndote de sus caras y sus nombres, de sus onomatopeyas, que en realidad son palabras...etc. Pues, hay una odiosa voz demasiado entusiasmada que se deja oir entre las risas de los espectadores diciendo: "eh!, ésa es Sato Aiko", "ésa  es la que salía en BIg Wing" o lo que se ha vuelto más frecuente últimamente, "Qué mono es Takashi Kashiwabara" con su "kawai" incluido. Sí, hablo de mí.Es que la primera vez que lo vi en un recorte de video del dorama Itazura na kiss, no hice más que descargar todos los episodios y engullirlos uno a uno en un sólo día. Quedé muerta, me acosté sobre las 4 de la mañana y tenía mucho sueño, trataba de evocar típicas imágenes para entrar en la previa ensoñación antes de dormir...pero me di cuenta que ese jovencito antipático y frío aparecía una y otra vez...sí,me había vuelto loca.

Los días pasaban lentos y aburridos pero no quería saber su nombre. Temía buscar en IMDB, descubrir que ni siquiera figuraba como actor, que ése dorama había sido su único trabajo, llegué a temer que el dorama no existiese, que había sido producto de mi imaginación. Hubo un día, durante clase de contabilidad, que quise evocarlo, su voz y sus respuestas...pero mis recuerdos estaban gastados de tanto evocarlos y el deterioro aumentó al forzarme más. En clase de informática, frente al ordenador busqué el cast de la serie y lo encontré, suspiré y busqué su nombre: Takashi Kashiwabara..."hasta el nombre es lindo" me dije obnubilada por su fotografía, mis ganas de saber más rebosaban pero un escalofrío en mi espalda por una mirada maquiavélica frenó mis ansias, cerré los sites y fingí interesarme en unas hojas de cálculo.

El camino a casa después de clases se me hacía sempiterno, pero a la vez me gustaba, así me regodeaba en mi curiosidad que sabría sería satisfecha más tarde...como cuando ibas de excursión en la escuela y el día anterior no dormías de la emoción, querías que amaneciese rápido pero querías perpetuar aquel día...Frente a mi portátil volqué todas mis preguntas sobre ese personaje, formándose una interacción entre la red y yo que duró horas, él figuraba en IMDB y no era producto de mi subjetividad.






Día de mierda

Hoy es uno de esos días en que te gustaría no haber nacido, es muy drástico, lo sé. Talvez me tome las cosas exageradamente y de la manera más pesimista que se me pueda ocurrir, eso me dicen todos. Sin embargo, la sensación no te la quitas ni con los  típicos "esos días los tiene cualquiera". Cuando el día empieza mal, no te preocupes, que puede acabar peor; la gran cavilación murphysista que cada día me convenzo más rige en el mundo de los malos días.

Me he resfriado...me siento fatal y tengo que presentar un dossier hablando de incentivos fiscales y laborales de una ERD (empresa reducida dimensión), tengo hambre y no tengo nada en casa para comer, intercambié algunas palabras apasionadas con la persona en quien más confío (vociferamos cosas feítas, la verdad) en estos últimos minutos he comenzado con mi habitual tarea de odiarme a mi misma, digo tarea porque es un proceso de fases muy bien estructuradas que resulta fácil para mí. Terminaré por romper algo o simplemente lanzaré los peores vituperios que pasen por mi mente a alguien con quien tenga la suficiente confianza. Le tengo mucho miedo a esa última fase, si bien es la última, es la única que es incompatible con odiarme a mi misma: termino jodiendo a otro excepto a mí. Ojalá pudiese controlarme...lo de respirar hondo no me sirve y las lágrimas caen, se forma el mohín de pena, el silencio se rompe por la abosorción de la mucosidad, cierras los ojos, la presión en la garganta por la tensión de reprimir el llanto forma el sollozo y lloras...lloro.

 Yo lloro a menudo: 3 ó 4 veces al mes. Se dice que soy sensible, creo que más bien soy idiota, supongo es un tubo de escape para liberar mi injustificada tensión...Estoy mejor.

Profile

punch up
cl4vd1a
cl4vd1a

Latest Month

February 2009
S M T W T F S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728